728 x 90

Un frente amplio y diverso

Un frente amplio y diverso

A través de las redes sociales del Frente Progresista, el concejal electo Alejandro Merindol, agradeció a la militancia y a los vecinos de Carcarañá el apoyo recibido en las elecciones del 14 de noviembre. El concejal electo agradeció “a todos los carcarañenses el incondicional respaldo recibido en estos meses tan importantes para la vida institucional

A través de las redes sociales del Frente Progresista, el concejal electo Alejandro Merindol, agradeció a la militancia y a los vecinos de Carcarañá el apoyo recibido en las elecciones del 14 de noviembre.

El concejal electo agradeció “a todos los carcarañenses el incondicional respaldo recibido en estos meses tan importantes para la vida institucional de la ciudad”.

“Tenemos un grupo amplio y diverso que tiene un norte muy claro: Poder concretar la Carcarañá que queremos”, expresó Merindol y agregó: “Están las puertas abiertas para todos los que se quieran sumar a este gran proyecto”.

El mensaje fue breve pero dejó abierta la puerta a ampliar aún más el espacio de cara a los próximos dos años. El interrogante es hacia que lugar se ampliaría.

Sin lugar a dudas los resultados de las PASO demostraron que el referente de PARES es el gran elector dentro del Frente Progresista y las elecciones generales consolidaron esa sensación.

A pesar de que públicamente nadie haga declaraciones al respecto, a partir del 10 de diciembre en el tablero político de la ciudad se comenzará a disputar la partida que marcará los lineamientos generales del mapa político para el 2023.

El concepto de frente de frentes es una herramienta que todos los actores políticos de la ciudad deben estar considerando, tanto en los sectores opositores como en un alicaído oficialismo que el domingo recibió una dura lección: Sólo los votos de Abrazo Solidario no le alcanzaron ni siquiera para conservar una banca en el Concejo.

La exigua derrota de Merindol ante Vázquez en 2019 y los resultados electorales del domingo, parecen un déjà vu a la inversa de lo que pasó en 2015 cuando el actual intendente perdió por escaso margen, dos años después realizó una muy buena elección legislativa y en 2019 pudo destronar al Frente Progresista después de ocho años, con el apoyo del justicialismo.

Quedó demostrado que tanto el Frente Progresista como Juntos por el Cambio tienen potencial para disputar la intendencia en 2023, pero también existe la sensación de que para arribar al Palacio Municipal las dos fuerzas deberían ampliar su caudal de votos.

¿Es posible una alianza entre el Frente Progresista y Juntos por el Cambio, sectores en los que conviven posturas ideológicas casi antagónicas? ¿Qué posición tomará el oficialismo después del 10 de diciembre? ¿Cuál será el rol del justicialismo, que no llegó al Concejo, pero que sumó un número el 12% de los votos? ¿Cómo gravitará la irrupción de NOS en la vida política de la ciudad? Son algunos de los interrogantes que se comenzará a dilucidar con el correr de los meses.

Dejanos tu comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *