728 x 90

Esta noche se producirá el eclipse de luna más largo del siglo XXI

Esta noche se producirá el eclipse de luna más largo del siglo XXI

“La Luna estará tan cerca del Sol el 19 de noviembre que pasará a través de la parte sur de la sombra de la Tierra para un eclipse lunar casi total”, dijo la NASA en su sitio web. El eclipse durará 3 horas, 28 minutos y 23 segundos, lo que lo convierte en el más


“La Luna estará tan cerca del Sol el 19 de noviembre que pasará a través de la parte sur de la sombra de la Tierra para un eclipse lunar casi total”, dijo la NASA en su sitio web.

El eclipse durará 3 horas, 28 minutos y 23 segundos, lo que lo convierte en el más largo en siglos.

Solo una pequeña franja de la luna será visible durante el eclipse. Aproximadamente el 97% de la luna desaparecerá en la sombra de la Tierra cuando el sol y la luna pasen por lados opuestos del planeta.

La luna debería parecer de un color marrón rojizo a medida que se desliza hacia la sombra.

El eclipse parcial de luna en su máximo será completamente visible en México, Estados Unidos, Canadá, los países de Centroamérica, Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú, Bolivia, Chile. Pero en Argentina y Brasil solo serán privilegiados los que se encuentren más al oeste-noroeste ya que nuestro satélite comenzará a desaparecer en el horizonte antes de que finalice el evento.

Según el sitio Meteored, la Penumbra comenzará a verse el viernes 19 de noviembre a las 3:02 h, por lo que habrá que madrugar para presenciar el fenómeno. La sombra rojiza tendrá su aparición alrededor de las 4:18 h, mientras que el máximo se alcanzará a las 6:02 h. La recta final se dará con la finalización del eclipse parcial a las 7:47 h, y la de la penumbra a las 9:03 h.

Esto en teoría, porque para la mayor parte de Argentina, el eclipse no podrá verse completo debido a que la Luna se ocultará en el horizonte antes de alcanzar el máximo. Además, el brillo del crepúsculo también puede dificultar la visibilidad del fenómeno, especialmente en el este y el sur de nuestro país.

Fuente: El Economista

Dejanos tu comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *