728 x 90

“Somos la renovación del justicialismo en la ciudad”

“Somos la renovación del justicialismo en la ciudad”

De cara a las elecciones legislativas locales, el peronismo carcarañense es uno de los sectores políticos con mayores desafíos en la contienda electoral. El Partido Justicialista presenta una única lista de cara al proceso electoral, no es una lista de unidad pero se enfrenta al reto de “generar un espacio que contenga a todo el

De cara a las elecciones legislativas locales, el peronismo carcarañense es uno de los sectores políticos con mayores desafíos en la contienda electoral. El Partido Justicialista presenta una única lista de cara al proceso electoral, no es una lista de unidad pero se enfrenta al reto de “generar un espacio que contenga a todo el peronismo de la localidad”.

En la disputa por las tres bancas que se ponen en juego en el Concejo el partido apostó por la renovación y la apertura poniendo a la cabeza de su lista a Augusto Rufer, un joven de 25 años, que desde hace alrededor de una década milita políticamente. Rufer estará secundado por Carla Troncoso, Osvaldo de la Cruz, Claudia Palavecino, Daniel Barrionuevo y Evelin Ocampo.

El candidato justicialista se comprometió a dialogar con los diferentes sectores del peronismo de Carcarañá: “Todos son parte del movimiento justicialista de la ciudad y son necesarios para fortalecer a una comunidad como la nuestra, precisamos la confluencia de todos los sectores en el partido”.

“Somos la renovación del justicialismo en Carcarañá; queremos lograr una banca en el Concejo para que el peronismo tenga más representación y generar proyectos que mejoren la vida de los vecinos, buscando acuerdos con el ejecutivo y disintiendo en lo que no compartamos, pero siempre trabajando para el progreso de la ciudad. Creo que es el momento indicado para que en el peronismo se produzca una renovación y una apertura, que nos permita llegar fortalecidos al proceso electoral”, sostiene Rufer.

“Hoy vemos un Concejo en el que se ha perdido el diálogo. Cada uno se cierra en su postura y se terminan generando discusiones estériles que no aportan nada al bien común. Espero que luego del proceso electoral el Concejo comience una etapa de más diálogo y consenso. La discusión no está mal si es constructiva, pero si sólo se limita a trabar iniciativas no es positiva para la comunidad”, finalizó.

Dejanos tu comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *