728 x 90

El 35% de los pacientes que ingresan al CIR APREPA lo hacen por secuelas de coronavirus

El 35% de los pacientes que ingresan al CIR APREPA lo hacen por secuelas de coronavirus

El infectólogo del Centro Integral de Rehabilitación APREPA, Diego Lizaso, comentó en una nota radial con la emisora de la capital provincial Aire de Santa Fe, que entre el 30 y el 35% de los pacientes que están siendo atendidos en la institución son pacientes post-coronavirus. Lizaso contó que habitualmente el CIR atiende dos grandes

El infectólogo del Centro Integral de Rehabilitación APREPA, Diego Lizaso, comentó en una nota radial con la emisora de la capital provincial Aire de Santa Fe, que entre el 30 y el 35% de los pacientes que están siendo atendidos en la institución son pacientes post-coronavirus.

Lizaso contó que habitualmente el CIR atiende dos grandes grupos de afecciones: los que ingresan por traumatismos causados por accidentes y los que sufrieron algún tipo de accidente cerebrovascular. “Hoy tenemos una redistribución de esos pacientes, porque entre un 30 y un 35% de la gente que estamos recibiendo llega con secuelas de coronavirus”, expresó.

“Generalmente recibimos tres o cuatro patologías; la principal es algo que se llama neuropatía del paciente crítico, que es cuando el paciente pasa mucho tiempo en terapia, ventilado. Cuando logra salir de esa situación llega con una debilidad generalizada extrema, que muchas veces no le permite mover ni un brazo. Todo eso lleva un tiempo de recuperación”, graficó el infectólogo.

Cuando fue consultado por la edad de los pacientes ingresados, Lizaso explicó: “Hay que hacer una diferenciación entre lo que pasó con la pandemia entre el año pasado y este. El año pasado la mayoría de los pacientes fueron mayores de 60 años, pero este año, si bien seguimos recibiendo pacientes mayores de 60, han ingresado muchos de entre de entre 40 y 60, que pasaron unos 40 o 50 días ventilados”, y agregó: “Tenemos información del fallecimiento de personas jóvenes sin comorbilidades, no es lo más común, pero es algo que el año pasado prácticamente no se veía y este año se advierte con mucha mayor frecuencia”.

El médico describió la situación de un paciente que sale de terapia después de tener coronavirus: “Para un paciente que fue previamente sano, el estado es desesperante. Se encuentran sin comer, sin hablar, sin mover el cuerpo pero conscientes, es muy difícil”.

En cuanto al período de rehabilitación de los pacientes, Lizaso contó que “cuando son pacientes jóvenes pueden ser externados luego de dos o tres meses y continuar su rehabilitación fuera del Centro; en los casos de pacientes mayores, el tiempo es un poco más largo”. Sin embargo, no todo es tan sencillo: el infectólogo reconoció que “hay casos en que los pacientes retroceden y hasta hubo pacientes fallecidos mientras estaban en recuperación”.

“El coronavirus es una enfermedad multisistémica, en la mayoría de las ocasiones no pasa nada”, sostuvo Lizaso, y agregó: “pero la tasa de contagio es tan alta que ese pequeño porcentaje que se complica involucra a muchas personas”.

Lisazo también explicó que los períodos de los pacientes en terapia intensiva son prolongados y esto facilita la saturación. “Eso es lo más desesperante para el sistema de salud, cuando uno tiene que tener acceso a una terapia intensiva y no la consigue. Realmente estamos pasando por eso”, expresó.

“No hay que asustar a la gente, las actividades que se realizan con protocolo son seguras, el problema es cuando no se respetan los protocolos. La mayor parte de los contagios se da intramuros, son esas visitas que uno hace a la casa de la tía o de un amigo. En esos momentos que uno se relaja es cuando se producen los contagios”, finalizó.

Dejanos tu comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *