728 x 90

San Jerónimo promulgó una ordenanza que regula la aplicación de fitosanitarios

San Jerónimo promulgó una ordenanza que regula la aplicación de fitosanitarios

La norma permite las fumigaciones a partir de los 50 metros de la zona urbana y aclara que “no pretende prohibir, sino ordenar y regular las aplicaciones”. El día 26 de noviembre la Comisión Comunal aprobó la Ordenanza 836, que regula la aplicación de productos fitosanitarios en el distrito de San Jerónimo Sud. La ordenanza,

La norma permite las fumigaciones a partir de los 50 metros de la zona urbana y aclara que “no pretende prohibir, sino ordenar y regular las aplicaciones”.

El día 26 de noviembre la Comisión Comunal aprobó la Ordenanza 836, que regula la aplicación de productos fitosanitarios en el distrito de San Jerónimo Sud. La ordenanza, que no fue publicada por el gobierno local hasta finales de diciembre, hace hincapié en que “no pretende prohibir, sino ordenar y regular la aplicación de fitosanitarios”.

“El objeto de la presente Ordenanza es normar la utilización responsable de los productos fitosanitarios, a fin de evitar la contaminación del ambiente y de los alimentos, protegiendo la salud, los recursos naturales y la producción agropecuaria sustentable”, explica el texto de la disposición en sus considerandos.

La ordenanza prevé una zona de exclusión, “formada por los primeros 50 metros desde el límite de la zona urbana y suburbana”, en la que no se “no se autoriza ningún tipo de pulverización”. Mientras que entre los 50 y los 3000 metros se fijó un área de amortiguamiento en la que “sólo será posible la aplicación terrestre de productos fitosanitarios clase IV desde los 50 hasta los 500 metros y clases III y IV desde los 500 hasta los 3000 metros”.

Por otra parte, la norma regula la adquisición de los productos fitosanitarios que deberá hacerse, “bajo la prescripción de un profesional habilitado” y se “deberá comunicar a esta Comuna el día y hora en que se hará efectiva la realización de la aplicación de fitosanitarios, a los fines de que un fiscalizador pueda asistir a la misma”.

Además  “se prohíbe el transporte de los productos fitosanitarios junto a productos destinados al consumo humano y/o animal compartiendo una misma unidad de carga”. No está permitido “el uso de las instalaciones públicas para la carga de equipos de aplicación” ni el “el lavado de equipos de aplicación de productos fitosanitarios en el área urbana”.

“Los equipos aplicadores terrestres no pueden ingresar ni circular dentro del ÁREA URBANA PROTEGIDA, salvo que cuenten con una autorización previa de la Comuna. Dicha autorización sólo podrá solicitarse si es necesario el ingreso para realizar reparaciones al equipo o en el caso de que no exista otro paso posible”, aclara la norma que advierte: “Los inspectores de la Guardia Urbana Comunal tendrán plena potestad de detener los equipos aplicadores y pedir la documentación pertinente, pudiendo verificar la carga del equipo si así se lo determinara conveniente”.

 “La Comuna contratará un ingeniero agrónomo matriculado y habilitado para desempeñarse como coordinador de los fiscalizadores que controlarán las aplicaciones. La comuna contará con un registro de fiscalizadores para desempeñar dicha función. Toda aplicación de productos fitosanitarios dentro de la franja de amortiguamiento deberá contar obligatoriamente con un ingeniero agrónomo fiscalizador, habilitado y capacitado para tal fin por el CIASFE. El citado profesional deberá fiscalizar personalmente durante el tiempo que dure la aplicación, cuestiones tales como: ” Producto a aplicar. ” Dosis del producto. ” Medio de aplicación. ” Manipulación de envases y residuos propios de la actividad. ” Dirección del viento y demás condiciones y características climáticas que afectaren. ” Regulación del equipo al momento de la aplicación”.

La ordenanza también establece que “los productores linderos al ÁREA CERO o ÁREA URBANA PROTEGIDA, tendrán a su cargo y costo la plantación y mantenimiento de una cortina forestal doble intercaladas, con especies perennes, en su propiedad y no fuera de ella. Para la correcta implantación de las mismas, previamente la comuna deberá aprobar su Plan de Ordenamiento Territorial (P.O.T.), cual asegure la permanencia y cuidado de la cortina”.

Dejanos tu comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *