728 x 90

Allanamientos y detenciones por amenazas en Carcarañá: “Este ministerio no va a parar hasta encontrar a todos los involucrados”

Allanamientos y detenciones por amenazas en Carcarañá: “Este ministerio no va a parar hasta encontrar a todos los involucrados”

Ante la ola de amenazas realizadas por redes sociales a diversas jóvenes de la localidad de Carcarañá en la última semana, la fiscal de distrito Gabriela Lescano confirmó que en horas de la mañana se efectuaron allanamientos y se identificó a dos mujeres como presuntas involucradas en los hechos. En diálogo con el portal Atento,


Ante la ola de amenazas realizadas por redes sociales a diversas jóvenes de la localidad de Carcarañá en la última semana, la fiscal de distrito Gabriela Lescano confirmó que en horas de la mañana se efectuaron allanamientos y se identificó a dos mujeres como presuntas involucradas en los hechos.

En diálogo con el portal Atento, Gabriela Lescano, fiscal del Distrito de Cañada de Gómez, explicó los avances realizados en relación con las denuncias por amenazas efectuadas en los últimos días a jóvenes de Carcarañá: “En horas de la mañana se realizaron allanamientos y ya habría dos personas involucradas, que van a ser imputadas posteriormente. También se secuestraron elementos tecnológicos a los fines de continuar con la investigación”.

Las personas identificadas son mujeres mayores de edad, de entre 20 y 25 años, que residen en la localidad de Carcarañá. Entre los elementos secuestrados se incluyen varios celulares, tablets y notebooks. “Este primer paso nos permite evaluar todo lo que se secuestre para determinar si hay más implicados y si estos son varones o mujeres”, señaló la fiscal. Y aclaró: “Por ahora hay dos personas; se va a seguir investigando porque queremos ser certeros en la búsqueda de información y la recolección de pruebas, además de tratar de afectar lo menos posible a todas las víctimas y sus familiares”.

Por el contenido de las amenazas se puede inferir que las personas involucradas tenían cierto acercamiento con las víctimas, dado que conocían todos sus movimientos.

“A partir de ahora se inicia el trabajo más específico, porque hay varias víctimas, y lo que esta fiscalía va a investigar, junto con el PDI (Personal de la Policía de Investigaciones), la comisaría y demás grupos de trabajo, es si la información que puede haber en los dispositivos encontrados coincide con los otros tipos de amenazas. La generalidad de los casos investigados, a partir de la primera constante de denuncias realizadas por cuatro jóvenes el 23 de febrero, consistía en acoso sexual vía Internet, con distintos dispositivos y distintos nombres, que fueron cambiando. Lo que se va a realizar ahora es un entrecruzamiento de todas las informaciones —incluso va a salir un oficio a Instagram para que se pueda relevar el inicio— a fin de determinar dónde surge la primera exteriorización de los imputados”, aclaró Lescano.

Según la información ofrecida por la fiscal, las primeras amenazas se enmarcaron en la modalidad de grooming, delito incorporado al artículo 131 del Código Penal, donde se establece que “Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

“Este tipo de acercamiento tuvo varias etapas. A medida que una de las víctimas fue ampliando las denuncias se pudo ver que [los autores] conocían todos los movimientos que estaba realizando. Hasta que aparecieron amenazas concretas de muerte, de afectación de la familia y de los allegados. Esto tiene un contenido muy serio, muy riesgoso”, señaló la Dra. Lescano, que aclaró que por el tono que fueron cobrando las amenazas debió realizarse un oficio desde la fiscalía para brindar custodia a una de las víctimas. “El recorrido de las amenazas tiene todo un trasfondo que hace que en la fiscalía estemos atentos a la posibilidad de riesgo y a continuar hasta que encontremos a la totalidad de los involucrados. Esto es muy serio, se trata de chicas jóvenes, y esto impacta no solo en la víctima, sino también en sus allegados y familiares, y repercute en la sociedad. ¿Qué diría hoy otra familia de Carcarañá? ¿Y si esto le pasa a mi hija? Por eso este ministerio no va a parar hasta encontrar a todos los involucrados”.

Dejanos tu comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Comentario

  • María de los Milagros Santi
    25 octubre, 2019, 3:03 pm

    Vivo en Carcarañá… Gracias a Dios, no soy de aquí (soy oriunda de San Jerónimo Sud)… Ésto, no me extraña nada… En Carcarañá, un 90 % de los "originarios" del pueblo, parecen la peor porquería que he conocido e incluyo otros continentes y países del mundo, y, las mujeres y chicas de aquí son prostitutas natas en un porcentaje abrumador… Ésta es otra movida "femibolche" pero, como aquí, prácticamente todos parecen imbéciles, van donde los llevan de las narices y arman estos circos…

    RESPONDER